viernes, 30 de julio de 2010

Grata sorpresa, ....y para tener muy en cuenta.

Viernes por la tarde, la lluvia incesante, hace propicio un imaginado escenario, con la radio, como figura protagónica. Recalo en mi programa favorito para esta hora, sin recordar, que estamos en época de la exposición rural. Y como desde hace años, quien sabe porque razón, continúa esta  desatinada modalidad, de exhibir a los conductores de radio, cuan prototipos de la raza humana, en la exposición de Palermo. Singularidad novedosa por cierto, pero en los años ´90, ya basta ¿no les parece?  

Con la desazón propia de la circunstancia, súbitamente, recurro al dial, en procura de algo, que satisfaga mi necesidad de un buen entretenimiento radial. Y ¡¡¡oh sorpresa!!!! , en Radio Mitre, me encuentro con algo diferente para lo convencional, en estos tiempos de carencia creativa.
Alguien diferente, irrumpía en el espacio, que diariamente, ocupa el escriba Ernesto Tenembaum. Quien aparentemente conducía, mucho se diferenciaba de la habitual opacidad, característica de su conductor natural, este, tenía buena dicción, excelente voz, y condiciones para estar orgullosamente frente al micrófono, de la hoy lánguida radio, donde brillaran los grandes de verdad. ¿Este es Arnaldo André, el actor? ¡¡¡ Si claro!!! Me respondí, con un mohín, que concebí de aprobación.
No se, cual habrá sido  el motivo del reemplazo, pero aseguro, que aquel locutor de sus tiempos de Asunción del Paraguay, marcó la notoria diferencia. Excelente en los tonos, en las reflexiones, en las notas. Oficio, profesionalidad, idoneidad. A diferencia de quienes, montados en el progresismo, que profesan desde el cursi periodismo que practican, han invadido cuanta franja horaria exista y que el oyente debe digerir.
Pero, todo no podía ser perfecto, la locutora y columnista, mas otra voz masculina, poco radiofónica, al mejor estilo de lo cotidiano, se pisaban groseramente, en procura de imponer su verdad, tal como están acostumbrados.
Señores, si, se puede disfrutar de la buena radio. Claro, si la forja gente de radio, que tenga en claro los valores y principios del medio, y esencialmente, el respeto hacia el oyente, como prioridad elemental.  
Esta aguja en el pajar, ¿habrá sido encontrada, por el responsable de los contenidos agresivos  e  insolentes, que hoy propone en su grilla, la emisora fundada El 16 de agosto de 1925????

LR6-RADIO MITRE-790 KHZ
Esta emisora, es parte significativa, de la rica historia de la Radiotelefonía Argentina. El 16 de agosto de 1925, -a sólo cinco años de la primera experiencia en la materia - la familia Mitre, fundadora y propietaria del Diario La Nación, concreta la realidad de conformar, lo que sería el primer multi medio del país, con la puesta en el aire, de una nueva señal sonora.
La actual LR6-Radio Mitre, se inicia en esa fecha bajo la sigla  L.O.Z., y la denominación Broadcasting La Nación, con estudios en el barrio de Flores, en la Ciudad de Buenos Aires. Años más tarde, en la década del ´40, asume la titularidad, el relator de fútbol de origen uruguayo, Lalo Pelicciari, quien de inmediato traslada los estudios y administración al Barrio Norte, a la mítica casa, donde perdurara durante gran parte de su rica existencia, Arenales 1925.
En su larga trayectoria, soportó las más variadas escaramuzas políticas y los avatares propios de los gobiernos de facto. Uno de estos, en 1966, propició su hacinamiento edilicio, junto a otras cuatro radios, en el edificio de la ex radio El Mundo, Maipú 555.-
La actualidad de Mitre, es seguramente una de las peores etapas artísticas, de la que por años, fuera una de las líderes del país.

Las vivencias de "Gente de Radio"

El amigo Carlos, ha tenido la amabilidad de interesarse por el blog, y me ha enviado el relato de sus felices recuerdos. Quien, como en mi caso, quiere hacer gala de su memoria, y recurre a ella, sin apelar a documento alguno, peca inadvertidamente de omisiones, que aunque involuntarias, me producen cierta dosis de bronca y porque no, cierto grado de pudor. 
En el capítulo "Prestidigitadores del aire", cuando menciono una extensa nómina de radio-operadores¿como olvidar a Don Osvaldo Cuesta?, uno de los pioneros del difícil arte del manejo de aquellas viejas y aparatosas consolas, platos giradiscos, discos de pasta, micro casete para los jingles, grabadores de cinta abierta y cuanto aparato hoy vetusto, uno quiera imaginar.
Si mal no recuerdo,Don  Osvaldo Cuesta, llegó a Del Plata desde el subsuelo de la Galería Guemes, es decir desde su antecesora LS10 Radio Libertad, y  operador de aquel ciclo que me acercó al micrófono, conducido por,  para mi, inolvidable Juancho y sus niños actores.¡¡¡Como pasa el tiempo!!!!

A Carlos Cuesta, su hijo, a quien le cupo la transición de aquellos arcaicos aparatos, a la simplicidad de la computadora, le digo gracias, por ayudarme a recorrer el paso del tiempo, y  permitirme , evocar tanta historia, una historia que enmarca aquello que fue la excelente radio, que me apasionó.
En las palabras de este heredero de la maestría del sonido, queda demostrado, una vez mas, aquello que destaco casi en cada capitulo, "hacer radio, se aprende solo en la radio".
Gracias Carlos 

"Cuando entre por primera vez a Del Plata, fue en el año 1972, visitando a mi papa, tambien operador como yo actualmente. Me hice de chiquito.Fui mamando la radio, gracias a el. Recien cumplidos mis 18 años, me dan mi habilitación y comienza mi carrera profesional en esta radio.
Alli aprendi, gracias a mi padre, a respetar mi primer trabajo. Tuve el privilegio de conocer talentos muy importantes del medio, y cada uno de ellos, me animaron a seguir adelante con esta carrera que comenzo en aquel año 74.
Mis comienzos........junto a Juan Alberto Badia, con Imaginate (Flecha Juventud) junto a Fredy Fernandez Volpe y Juan Chiche Ortega.
Despues, en el 78, Cepeda me convoca para hacer durante 4 años, Disco Radio de 22 a 05 de la mañana. Que epoca gloriosa para mi ! Fui elegido para poner al aire semejante odisea....
Junto a Horacio Mourette y Estelita Montes, las voces en ese momento. Y mis compañeros inolvidables como el negro Eduardo Gudiño y Carlos Capiello. Despues, llego la voz de Ricardo Viales, y posteriormente, Pedro Anibal Mansilla, la voz de Modart en la noche.
Palpe la radio de chico, la vivi a pleno.
Haber trabajado por mas de 17 años en esta radio, me dio el derecho de decir: Gracias!!! 
Gracias por recordar a toda la gente que hizo de esa radio, una emisora de prestigio y talento.
Ojala alguna vez, en ese viejo edificio de Av Santa Fe, vuelva a transmitir Del Plata...
No merece haberse mudado jamas.....
Alli quedaron muchos recuerdos, muchas almas que aun hoy, siguen buscando que el cartel de "AIRE" se encienda nuevamente.
Gracias amigo por traerme tan lindos recuerdos."

Carlos Cuesta 

jueves, 29 de julio de 2010

¡¡¡¡Cuidado!!!! Siniestros en el AIRE



 Días pasados, puse a consideración de los habituales seguidores de este blog, a aquellos que a mi criterio, tanto bien le hicieron a la radio, y que con su profesionalidad manifiesta, marcaron un hito, en la rica historia de nuestro medio. Algunos de estos, como tantos otros,  a diario,  aun, enfrentan el micrófono con solidez y envidiable profesionalidad en  el amplio espectro radioeléctrico nacional, construyendo excelentes propuestas en pos de mantener una identidad que, se esfuma. 
Mientras tanto, otros, con una opuesta concepción del rol que les cave, dilapidan improperios, groserías, gritos y cuanto se les ocurra, con tal de manifestarse piolas, rompiendo los moldes convencionales de la educación y del buen uso de micrófono. Dicen ser, los hacedores de un nuevo estilo. Pero, si bien resulta preocupante, que estos agresores profesionales pululen por los medios, lo es más, el que exista una gran porción de ciudadanos, que se solazan con tanta inmundicia. 
Y lo peor, es que quien deben defender el correcto uso del respeto y las buenas costumbres, el Estado, admite y alimenta los placeres de aquellos, amantes y cultores del masoquismo, que festejan tamaña perversión y agresivas irresponsabilidades orales.
¿Acaso no entienden, que cuanto ustedes aplauden y festejan  esta sarta de barbaridades, son cómplices de la  destrucción de un medio de servicio, más los principios elementales de la sociedad?
Cuando vos, festejas la catarata de incongruentes groserías de un tal Chiche, o de algunos pobres tipos de radio Diez ¿que piensan tus hijos? Quizá en su intimidad esbocen uh ¡¡¡pobre mi vieja!!!mejor que así sea, pero lo preocupante es, si también ellos, se asocian a ese consentido estilo que vos has adoptado, el dejarte agredir, el permitir que te taladren la cabeza, que te quiten el derecho a disfrutar de un medio, como la radio, que debe garantizarte entretenimiento y esparcimiento y la no agresión. Quizá en tu lectura expresarás, ¡¡¡si no me gusta cambio el dial!!! Si, pero resulta que en la gran mayoría de las radios del siglo XXI, también existen estos personeros del mal gusto, de la poca ética y el desprecio hacia vos.
¿Hasta cuando seguirás alimentando ídolos de la procacidad,  la irreverencia,el golpe bajo, la violencia verbal?
Pensalo bien, pero...¡¡¡ si a vos te gusta!!!! Total es gratis, ¡¡¡la verdad es una lastima!!!



miércoles, 28 de julio de 2010

No estamos solos, ¡¡¡NO!!!!

No estamos solos, pregonaba en cada madrugada madrileña, José Sacristán en procura de acercar el bálsamo de la palabra, a miles de oyentes, ávidos de esa voz que mitigaba almas de corazones heridos.
Y es cierto, muy cierto, no estamos solos, somos muchos los que hoy, parafraseando aquella película, vemos como lentamente muchos, mas de lo pensado, tienen una misma óptica sobre una de las mentiras mas grandes, a que son sometidos los jóvenes de nuestro país. Estudiar tres años, para una profesión que no garantiza su ejercicio pleno.
¿Estudiar para leer de por vida un noticiero? ¿Estudiar para despilfarrar la vida, en una torre de transito?¿ Estudiar para ser par-tener de desbocados conductores de poca monta? Este es el futuro, que les depara el actual régimen, que aplasta la vocación de una de las mas hermosas profesiones.
No puede el estado nacional, ser cómplice de acordadas gestadas por un sindicato, así hay que denominarlo, que solo tiene un sello de goma, y que manejan siempre los mismos pseudos defensores laborales. Los medios de servicios audiovisuales con locutores, por los que tanto dicen ocuparse, existen en todo el país, y no solo en las grandes ciudades.

A continuación “yo el oyente” exhibe  algunos testimonios del porque, ¡¡¡NO ESTAMOS SOLOS!!!!


Blog de la Afsca
CRISTIAN  dice: 



"Estoy de acuerdo con la regulación, pero seamos sinceros, hay gente que estudió no sé para qué, porque no demuestra capacidad alguna para manejar un programa en un medio de comunicación masiva. Creo que es hora de valorar no sólo los recibidos como yo, que me maté estudiando locución en Posadas (Misiones), pagando como pude alquiler, colectivo, entre otros…. Sino también la capacidad y voluntad de mucha gente que realmente tiene intención de hacer las cosas bien. Ojalá cambien la ley puesta por la dictadura, y así darle trabajo a mucha gente que tiene voluntad y capacidad para este oficio tan mal valorado económicamente en el interior del pais, sobre todo acá en Misiones. Un abrazo!"

Pablo dice: 



"El estudio de locutores, es similar al de “radiólogos”, o cualquier otra profesión: las opiniones se emiten como ciudadanos, como expertos, por el conocimiento o la experiencia, sirve el reconocimiento de los conciudadanos.
Para ser ciudadanos sí que hay que prepararse bien, y la escuela es además de la académica, la de la vida, es además de la instrucción que se reciba.
No es que por haber ido a más universidades se puede opinar y el que no fue a la escuela no puede o está menos autorizado. La gente debería ser responsable de lo que dice como de lo que hace, y averiguar bien antes de opinar, eso si. El Sr. que puso su primera opinión si era como disparador, todo bien, pero si no se ve que no aprovechó bien lo que haya estudiado."

Sergio dice: 



"Pensar que yo estudie poco más de 2 años la carrera de locución en el Iser, por cuestiones laborales no la pude terminar, hoy hace 10 años que estoy en el medio sin carnet, pero todos los días aprendiendo algo nuevo y como yo, muchos colegas no tienen carnet, pero si mucha pasión por lo que gustan hacer. “No discriminemos” pero sí seamos responsables con el micrófono que es un arma muy importante. Abrazos a todos."

mario dice: 



"Comparto plenamente lo expresado por algunos. La profesión de Locutor es absolutamente vocacional, y el correcto desempeño depende del histrionismo nato, de quien elige expresarse frente al micrófono. He visto casos de infinidad de jóvenes egresados del ISER o escuelas privadas, y cuando llegan a su debut, con desazón, aprecian que el “librito” que traen bajo el brazo, no les sirve para nada. El ISER y la S.A.L, como controlador de la actividad profesional, es un absurdo invento gestado y apoyado por gobiernos de facto. En cuanto a la capacidad intelectual, léxico, vocabulario, voz, etc., como en cualquier profesión, dependerá exclusivamente del interesado. En la vieja y excelsa radiofonía argentina, cuando no se presionaba con el absurdo carne, ¿acaso no existían locutores? Claro que los había ¡¡¡ y que locutores señores!!!!, pero, corresponde aclarar que también, existían eruditos radio difusores que conocían del tema, y por más carne o diploma de honor que tuvieran, si no pasabas la prueba, no trabajabas. En el ISER, ¿Enseñan la historia de la radio, más allá de los locos de la azotea? Categóricamente, no. Hoy hacer radio no es difícil, solo bastará incorporar al léxico un par de palabrotas, agresiones y dejar hablar al oyente y listo. A quien lo desee, le propongo la más amplia lista de verdaderos locutores, que hicieran culto de la buena radio del país, ejemplo en el mundo, y que jamás pisaran claustro alguno.
Señores, con la ley homologada se abre una esperanza, pero cuidado, que así como “no cualquiera” puede estar frente a un micrófono, ni en un escenario, ni en un equipo de fútbol, ni detrás de un mostrador, tampoco puede cualquiera ser radio difusor. Muchachos, no pierdan tiempo y dinero." 

JORGE HÉCTOR SANTOS(Ex Director de Contenidos de LR6, LS5 y LR3) 

para URGENTE 24, dice
“La radio, esa gran compañera que va a todas partes, sufre la carencia publicitaria y la chatura de una falta de talento creativo alarmante sumado a la falta de desarrollo de figuras y productores propios, cuya capacitación no puede seguir estando en manos del Estado (ISER), con la necesidad de conseguir un inútil carnet que los habilite para trabajar de acuerdo a los parámetros de un organismo que debería desaparecer y nació en tiempos del gobierno militar  de Juan Carlos Onganía.”    

domingo, 25 de julio de 2010

Delia González Márquez

Una de las grandes hacedoras de fantasías en la radiofonía del país, fue la Señora Delia González Márquez. Sus radioteatros, se ubicaron entre los preferidos de una  audiencia ávida de tramas idílicas, con finales felices. Esta generadora de lágrimas y suspiros, falleció en Buenos Aires el 25 de Julio de 2006-
En estos tiempos en que debemos rendirnos atónitos y sin defensa alguna, ante la triste realidad de la radio del agravio y el descaro, donde vaya a saber porque razón, triunfan los que prorrumpen con procacidad en sus palabras, solo nos queda retroceder rendidos en el tiempo.
¡Que contrariedad!, para disfrutar de la buena radiofonía que nos caracterizó, ¿debemos retroceder en el tiempo?, sí, es paradójico, pero real.

En este recapitular en la reminiscencia, encontramos infinidad de protagonistas, en el rubro que se nos ocurra, desde maestros de ceremonias, hasta grandes libretistas. En esta brecha existieron una innumerable cantidad de profesiones, que sería hasta utópico mencionar. Hoy, quienes comienzan a tener contacto con este mágico aparatito, hacedor de imaginaciones, solo creen que la radio es esta, la estrictamente periodística, por llamarla de alguna manera. Quizá correspondería utilizar palabras exactas, radio bazofia, insolente, pendenciera, procaz.
Pero en esta evocación a los protagonistas de aquella vieja radiofonía que cautivo a muchos, resulta irreverente blasfemar como prologo de un afecto.

Suspiros, broncas, lágrimas y sonrisas, representaron los rictus en los corazones, de las apasionadas damas que hicieron de la radio su compañera inseparable. Los radioteatros, fueron por excelencia el sello indeleble de cada emisora. Si bien estos ciclos tenían sus comentes, estos, eran solo interpretes de aquello que como las pinceladas del mas eximio pintor, plasmaban en el papel cuanta historia esculpieran con asombrosa creatividad.

Entre esas hacedoras, figura  una de las ilustres escritoras de historias cercanas a la realidad de cualquier damisela. Hoy se cumplen cuatro (4) años de la desaparición física de la señora Delia González Márquez, quien primero en radio y luego en televisión, le diera vida a los máximos éxitos que podamos recordar.
Hablar de esta escritora y de sus creaciones, resultaría extenso, solo corresponde recordarla como una de las mas prolíficas plumas del radioteatro nacional. Esa trayectoria, le significó no solo el reconocimiento de quienes fueron sus inseparables oyentes, que aún hoy la recuerdan, sino también de altas esferas del quehacer cultural.

En 2001, El Gran Premio de Honor Argentores, a Delia González Márquez, selló el merecido reconocimiento a esta inagotable libretista de radio, con  títulos, entre los que se destacan, "Un mundo de veinte asientos", "De profesión ama de casa", "Mis queridas mujercitas", "Amor gitano", y "Muchacha italiana viene a casarse", entre otros.

¿Llegará alguien que también retroceda en el tiempo, e ilustre a los nuevos responsables de medios, sobre aquellos eximios, que sin tecnología, supieron hacer RADIO de VERDAD?

jueves, 22 de julio de 2010

Perdón, ....¿y ustedes como hacían? ¡¡¡Basta por favor!!!!



¿Los ves? Bien te comento, estos señores y muchos más, todos locutores de fuste, hicieron radio por vocación y utilizando el elemento único con el que pueden llegar al oyente, la palabra.
Y en radio, el uso de la palabra es la herramienta con que se trabaja para lograr un buen producto, una buena realización. Así como un escultor necesita de buenas gubias y espátulas para concretar su obra, quienes enfrentan un micrófono deben hacer un buen uso de su voz, voz que emite palabras, palabras que hacen al vocabulario.
Y me pregunto ¿cómo hicieron estos verdaderos ilustres del medio para permanecer tantos años frente a la radio platea del aire? ¿Cómo lograban hacer verdaderos éxitos haciendo gala de la educación y las buenas costumbres? ¿Cómo hicieron para conquistar audiencia, sin insultos a sus compañeros, sin exabruptos?  Todos ellos marcaron verdaderos hitos en la historia de la radiotelefonía argentina, sin golpes bajos hacia el oyente.

El 27 de Agosto, quienes hoy, vaya a saber por qué extraña razón, esgrimen peligrosamente la más sensible arma que gestará el hombre, el micrófono, recordarán la ya redundante historia de la azotea. 
La radio, fue y es mucho más que el Coliseo. Por años, verdaderos  profesionales en todas las gamas, responsables del arte de la palabra, solazaron a millones de oyentes que los recuerdan como ilustres hacedores de espectáculo.

¿Por qué, desde los  años noventa, los locutores han perdido el espacio que tradicionalmente ocuparon? ¿Por qué ese espacio en las principales emisoras del país lo ocupan personajes de poca monta, groseros, irrespetuosos, de vocabulario procaz e insolente? Me duele y mucho, ver a eximios profesionales mendigando un espacio en radios ilegales. Me asusta la pasividad de la Sociedad Argentina de Locutores, al permitir que año a año egresen jóvenes locutores que terminarán odiando a la profesión que soñaron desde pibes, porque no tendrán acceso al trabajo que merecen. ¿Cómo se pueden sentir en sus ánimos quienes estudiaron tres años con sacrificio en pos de una profesión digna y escuchan a algunas vendedoras de  placeres, expresar con liviandad: "¡¡¡ , hacer radio es divino, nunca imaginé estar frente a un micrófono!!!"?

¿Puede la sociedad argentina abrigar alguna esperanza en la nueva ley, que erradique a estos personeros de la mala educación, y nos exima de tamaña afrenta? 
¿De qué nos sirve pregonar una mejor educación de nuestros niños si a cualquier hora en radio se habla igual o peor que en la calle? ¿Puede un padre luchar para que sus hijos estudien en procura de una profesión si estos hacedores de la desvergüenza enquistados en los medios enaltecen a quienes se prostituyen y se perpetúan como ídolos por el camino fácil y equivocado?  

Señores radiodifusores ¡¡¡basta, por favor!!! No ofendan más a la radio, la radio debe ser un servicio, con espectáculo, cultura y educación. Ustedes quedarán en la historia, junto a sus operadores de la hostilidad verbal, como los responsables de la degradación social a la que nos exponen con sus denigrantes contenidos.

sábado, 17 de julio de 2010

"ESCUELA ROMAY": Espectáculo y Servicio en medios de comunicación

Es habitual escuchar frases de casete, donde se expresa, “Los homenajes hay que hacerlos en vida”. Quienes, esgrimen estos pensamientos, muchas veces con un acentuado tinte político, no están lejos de una certeza. Pero, los homenajes a quienes realmente lo merecen, deben ser tributados no solo con oratoria, ni con presentes materiales. Entiendo que esto, es un mero plus, a la verdadera distinción a que se debe reconocer en vida, a quienes forjaron con talento,hechos que son ejemplos a los que se debe acudir, aún con el paso del tiempo.
Hoy, en este espacio, “Yo, El Oyente” desea rendir un homenaje. El destinatario es un verdadero hacedor contemporáneo de cuanto refiere a medios de comunicación. Me atrevo a expresar, convencido, que su nombre es sinónimo de ellos.
Alejandro Romay, este hombre de 83 años, nacido en San Miguel de Tucumán el 20 de enero de 1927, es la esencia de la radio y la televisión de nuestro país. Hoy, cuando la radiofonía y ¡ni hablar de la televisión!, están transitando la peor etapa de su historia, bien correspondería como mejor testimonio de verdadera consideración, respeto y agradecimiento de cuanto nos brindara, recurrir a sus conocimientos, para que su sabiduría artesanal, sea tomada por quienes ostentan irreverentemente, la responsabilidad de generar contenidos.
Tengo la mas absoluta convicción, que quienes en la actualidad, enarbolen las banderas del estilo Romay, tanto en radio como en televisión, no solo favorecerán a los medios audiovisuales como servicio, sino como ese espectáculo del aire que hoy añoramos. 

Pablo Sirvén, periodista, escribía en La Nación el 14 de Mayo de 2006: Habrá que levantarle, nomás, un monumento a don Alejandro Romay, el mismo que denostábamos, a veces, en los 60 y en los 80 porque teníamos la sensación de que, por momentos, tiraba abajo el nivel de la televisión privada de esas décadas”/ “Parafraseando a Perón, podría decirse que lo que hizo Romay en la TV no fue tan bueno, pero de lo que no cabe duda es de que quienes vinieron después fueron claramente peores”.
Quien recuerde aquella excelente LS10 RADIO LIBERTAD, del subsuelo de la Galería Guemes, y el viejo Canal 9, sin duda estará reconociendo, en este Locutor que se iniciara hace setenta años en LV7, como el creador de un estilo único, que para quienes lo disfrutamos, es marca de idoneidad registrada de la verdadera radio y televisión argentina.

Hoy, cuando comienza a gestarse la esperanza de un renovado aire cualitativo en los medios, aquellos, quienes tienen a su cargo la Autoridad de Aplicación de los Servicios de Comunicación Audiovisual, les cabe la urgente responsabilidad, de propiciar una mejor calidad de programaciones. Que sirva el ejemplo de Alejandro Romay, precursor viviente en la materia, como paradigma, a tener en cuenta para recobrar el orgullo argentino, de poseer medios de comunicación decorosos y creativos ante el consenso mundial.

Este será sin duda, el mejor homenaje en vida, hacia quien, aún abrumado por  impensados obstáculos políticos y económicos,  constituyera una escuela, única e irrepetible, que por siempre llevará su nombre.
Aquellos jóvenes que abrasen el camino de la comunicación, pregunten, investiguen,
y cultiven las materias de esta escuela. No será en vano.

Don Alejandro, sepa que somos muchos, los apasionados del mas maravilloso medio de comunicación, LA RADIO, que le estamos muy agradecidos, por aquella maravillosa LS10 RADIO LIBERTAD, frecuencia 1030 Kc. de la década del ´60. 


Es habitual escuchar frases de casete, donde se expresa “Los homenajes hay que hacerlos en vida”. Quienes, esgrimen estos pensamientos, muchas veces con un acentuado tinte político, no están muy lejos de una certeza. Pero, el homenaje a quienes realmente lo merecen, debe ser tributado no solo con oratorias, ni con presentes materiales. Entiendo que esto es aleatorio, a la verdadera distinción a que se debe reconocer en vida, a quienes forjaron con talento, hechos que son ejemplos a los que se debe acudir aún con el paso del tiempo.
Hoy, en este espacio, “yo el oyente” desea rendir un homenaje. El destinatario es un verdadero hacedor contemporáneo de cuanto refiere a medios de comunicación. Me atrevo a expresar que su nombre es sinónimo de ellos.
Alejandro Romay, este hombre de 83 años, nacido en San Miguel de Tucumán el 20 de enero de 1927, es la esencia de la radio y la televisión de nuestro país. Hoy, cuando nuestra radiofonía yni hablar de la televisión!, están transitando la peor etapa de la historia, bien correspondería como mejor testimonio de verdadera consideración, respeto y agradecimiento de cuanto nos brindara, recurrir a sus conocimientos para que su sabiduría sea tomada por quienes ostentan irreverentemente la responsabilidad de generar contenidos.
Tengo la mas absoluta convicción que quienes en la actualidad, enarbolen las banderas del estilo Romay tanto en radio como en televisión, no solo favorecerán a los medios audiovisuales, como servicio, sino a los receptores de ellos, el común de una ciudadanía ávida de aquellas propuestas.

Pablo Sirvén, periodista, escribía en La Nación el 14 de Mayo de 2006: Habrá que levantarle, nomás, un monumento a don Alejandro Romay, el mismo que denostábamos, a veces, en los 60 y en los 80 porque teníamos la sensación de que, por momentos, tiraba abajo el nivel de la televisión privada de esas décadas”/ “Parafraseando a Perón, podría decirse que lo que hizo Romay en la TV no fue tan bueno, pero de lo que no cabe duda es de que quienes vinieron después fueron claramente peores”.
Quien recuerde aquella gloriosa LS10 RADIO LIBERTAD del subsuelo de la Galería Guemes, y el viejo Canal 9, sin duda estará reconociendo, en este Locutor que se iniciara hace setenta años en LV7, como el creador de un estilo único, que para quienes lo disfrutamos, es marca de idoneidad registrada de la verdadera radio y televisión argentina.

Hoy, cuando comienza a gestarse la esperanza de un renovado aire cualitativo en los medios, quienes tienen a su cargo la Autoridad de Aplicación de los Servicios de Comunicación Audiovisual, les cabe la urgente responsabilidad de propiciar una mejor calidad de programaciones. Que sirva el ejemplo de Alejandro Romay, precursor viviente en la materia, como paradigma, a tener en cuenta para recobrar el orgullo argentino, de poseer medios de comunicación decorosos ante el consenso mundial.
Este será sin duda, el mejor homenaje en vida, hacia quien aún con los más impensados obstáculos constituyera una escuela única e irrepetible que por siempre llevará su nombre.
Aquellos jóvenes que abrasen el camino de la comunicación, pregunten, investiguen,
y cultiven las materias de esta escuela. No será en vano.

Don Alejandro, sepa que somos muchos los apasionados del mas maravilloso medio de comunicación, LA RADIO, que le estamos muy agradecidos por aquella maravillosa LS10 RADIO LIBERTAD, frecuencia 1030 Kc. de la década del ´60. Sus fieles oyentes

lunes, 12 de julio de 2010

LEY 26.522- ART.19 Defensoria del oyente

Servicios de Comunicación Audiovisual.
Créase la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, que tendrá las siguientes misiones y funciones:
a) Recibir y canalizar las consultas, reclamos y denuncias del público de la radio y la televisión y demás servicios regulados por la presente teniendo legitimación judicial y extrajudicial para actuar de oficio, por sí y/o en representación de terceros, ante toda clase de autoridad administrativa o judicial. No obstará a su legitimación judicial la existencia o no de causa individual, siendo su legitimación tanto subjetiva como objetiva y por los derechos de incidencia colectiva previstos expresa o implícitamente en la Constitución Nacional y otros que hacen al desarrollo del Estado democrático y social de derecho y a la forma republicana de gobierno;
b) Llevar un registro de las consultas, reclamos y denuncias presentados por los usuarios en forma pública o privada y a través de los medios habilitados a tal efecto;
c) Convocar a las organizaciones intermedias públicas o privadas, centros de estudios e investigación u otras entidades de bien público en general, para crear un ámbito participativo de debate permanente sobre el desarrollo y funcionamiento de los medios de comunicación;
d) Realizar un seguimiento de los reclamos y denuncias presentados e informar a las autoridades competentes, a los interesados, a la prensa y al público en general sobre sus resultados y publicar sus resultados;
e) Presentar ante la Comisión Bicameral de Promoción y Seguimiento de la Comunicación Audiovisual un informe anual de sus actuaciones;
f) Convocar a audiencias públicas en diferentes regiones del país a efecto de evaluar el adecuado funcionamiento de los medios de radiodifusión y participar en aquellas previstas por la presente o convocadas por las autoridades en la materia;
g) Proponer modificaciones de normas reglamentarias en las áreas vinculadas con su competencia o cuestionar judicialmente la legalidad o razonabilidad de las existentes o que se dicten en el futuro, sin plazo de caducidad, dejando a salvo el respeto a la autoridad de cosa juzgada judicial;
h) Formular recomendaciones públicas a las autoridades con competencia en materia de radiodifusión las cuales serán de tratamiento obligatorio;
i) Representar los intereses del público y de la colectividad, en forma individual o en su conjunto, en sede administrativa o judicial, con legitimación procesal en virtud de la cual puede solicitar la anulación de actos generales o particulares, la emisión, modifi cación o sustitución de actos, y otras peticiones cautelares o de fondo necesarias para el mejor desempeño de su función.
La Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual se expresará a través de recomendaciones públicas a los titulares, autoridades o profesionales de los medios de comunicación social contemplados en esta ley, o de presentaciones administrativas o judiciales en las que se les ordene ajustar sus comportamientos al ordenamiento jurídico en cuanto se aparten de él, en los casos ocurrentes.
Las delegaciones de la autoridad de aplicación deberán recibir actuaciones dirigidas a la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, remitiendo dichas actuaciones a la Defensoría en forma inmediata.
NOTA artículo 19
La Defensoría del Público fue incorporada al Proyecto de Ley de Radiodifusión del Consejo para la Consolidación de la Democracia y recogida en proyectos posteriores.
Existen Figuras similares como la del Garante en la legislación italiana, el Defensor del Oyente y del Telespectador de Radio Televisión de Andalucía.
Otro supuesto es contemplar que cada estación radiodifusora tenga su propio defensor. En este sentido la legislación colombiana prevé en el artículo 11 de la ley 335 de 1996.— «Los operadores privados del servicio de televisión deberán reservar el CINCO POR CIENTO (5%) del total de su programación para presentación de programas de interés público y social. Uno de estos espacios se destinará a la defensoría del televidente. El defensor del televidente será designado por cada operador privado del servicio de televisión».
La Corte Constitucional en Sentencia C— 350 del 29 de julio de 1997 declaró EXEQUIBLE el
presente artículo en el entendido de que dicha norma no se refiere a ninguna forma de participación ciudadana, para la gestión y fiscalización del servicio público de la televisión, ni la desarrolla. Dicha forma de participación deberá ser regulada por el legislador en el menor tiempo posible).

sábado, 3 de julio de 2010

¿ES USTED????

^Para: yoeloyente@gmail.com
@yahoo.com>
a usuario
mostrar detalles
17:39 (hace 0 minutos)
Estimado señor Garces, desde hace unos 30 dias escucho un programa por am1300 excelente que lo conduce un locutor llamado Jorge Garcés. ¿Es usted? De ser así lo felicito por la calidad humana que allí despliega, y como bien lo dice el conductor, me encanta el respeto por el oyente, mas el buen uso del idioma y la dinámica que le da al ciclo. De ser usted lo felicito nuevamente, de no ser le sugiero que lo escuche y lo difunda en este blog.
Como fanática de la radio a través de lo que usted escribe aprendo muchas cosas.
Gracias

Martha
@yahoo.com> yoeloyente@gmail.com
a usuario